Un Poderoso Pura Sangre Mustang Clásico

Tutoriales para el Auto 2012-07-23 5

Un Poderoso Pura Sangre Mustang Clásico
En dialecto sioux, la palabra Mustang designa a los caballos salvajes que habitaban las extensas llanuras de Norteamérica. En pleno siglo xx, esta palabra sigue siendo sinónimo de velocidad y libertad, sólo que ahora se refiere a los caballos de fuerza contenidos en uno de los vehículos más famosos en la historia del automovilismo: el Mustang, la genial creación de la Ford.

Hay vehículos que poseen personalidad propia. Dejan una huella imborrable en los conductores que los usan y, a pesar del paso de los años, siguen cautivando a generaciones enteras de pilotos. Tal es el caso del Mustang.

A principios de los sesenta, la revolución sexual trajo consigo ingentes cantidades de padres prematuros en Norteamérica. Pues bien, en términos comerciales esto determinó la aparición de un segmento de mercado que sólo la Ford supo aprovechar en su momento.

Por entonces, la oferta de vehículos de turismo aquellos en los que se suele salir de paseo con la familia había ignorado este peculiar pero significativo segmento y, asumiendo el estereotipo según el cual toda familia necesita un carro sobrio, se alejó de la preferencia de todos estos jóvenes con algunos descendientes a cuestas. Lo que hicieron lacocca, Shelby y Oros fue precisamente intentar la creación de un vehículo de turismo, pero que sea deportivo a la vez. Así fue como nació el Mustang.

A pesar de haber contado con prototipos que datan de 1962, es sólo en 1964 cuando el Mustang alcanza la perfección. Para ese año se había previsto una producción de 100 mil Mustang, cantidad que fue vendida en sólo cuatro meses. Para diciembre de 1965 se habían vendido casi 700 mil, y en marzo de 1966 se fabricó el Mustang número un millón. Durante esos años se fabricaron los Mustang clásicos, que hoy en día son piezas codiciadas por coleccionistas enamorados de la velocidad y los buenos motores.

Si bien el ponycar se fabricó en una amplia variedad de opciones en cuanto a adornos y tipos de motor, se puede hablar de cuatro modelos básicos del Mustang: el Hardtop o Mustang de capota dura, el Fastback, el convertible que se fabricó hasta 1973 y el estupendo SheIby Cobra de 5 litros.

El ronquido de estos gigantescos motores de tres litros los reconocemos a ojos cerrados.

Si bien aquellos viejos Mustang no resultan hoy una alternativa económica-ocho cilindros porque son ocho bocas insaciables que alimentar, siempre serán una alternativa de adrenalina y buen gusto.



Artículos Relacionados

El Ford Súper deLuxe de 1948 La filosofía original de Ford, basada en la idea de construir autos buenos, bonitos y baratos, obsequió al mundo una legión de vehículos entrañables,...
El Wanderer Una Verdadera Reliquia Histórica Como muchas otras firmas que hicieron posible el sueño del coche sin caballos, Wanderer empezó fabricando bicicletas. Luego de atravesar diversas eta...
El Pierce Arrow el Mejor Auto del Mundo “Extinguid... La Primera Guerra Mundial y los turbulentos años veinte fueron la mejor época para Pierce Arrow. “Estos vehículos  fueron el símbolo de una atmósfera...
El Potente Ferrari Spyder 250, 1958 Hasta 1955, con la introducción del 250 Europa GT, Ferrari había demostrado poco interés en satisfacer la demanda de los Gran Turismo de pista, const...
Comments